25 mayo 2010

Nuestra Señora de Santa Ana (El Salvador)

Una de las leyendas más conocidas es la que explica la manera en que llegó la Señora de Santa Ana a dicho lugar.

Se dice “que unos indios llevaban esta imagen para Honduras y al pasar por Santa Ana ya era de noche y decidieron pernoctar en una gran Ceiba que estaba situada en la única plazoleta del lugar, llamado entonces Sihuatehuacán.

Al amanecer quisieron levantar la imagen para seguir su camino, pero ésta se les puso muy pesada y fue imposible moverla, de manera que decidieron dejarla en ese sitio”. Allí se levantó después una ermita y posteriormente una iglesia.

Otra de las leyendas sobre la Señora de Santa Ana: “Durante la Revolución de los 44”, una de las batallas más importantes celebrada en el cerro Techan, los soldados se encontraban desesperados, casi sin armas, y el bando contrario estaba muy cerca. De repente, vieron llegar a una señora extraña, alta, hermosa que llevaba un bulto en su delantal y un cántaro de agua. Les empezó a dar de beber agua. Después supieron que había sido la señora Santa Ana quien los libró en esa batalla.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada